Quizás lo has escuchado (de otros o de ti mismo)

September 13, 2018

!Siento que no estoy haciendo nada y que tengo que resolver pronto. ¡Me queda poco tiempo / ya no me queda dinero / ya no puedo más! (y otras opciones)!Tengo que generar!  … ¡YA!

 

 

Estos días escucho ansiedad de tener que generar un ingreso además de sentir que lo que lo que están haciendo no es suficiente debido a la falta de una dirección clara.  

 

Acá aparecen los mounstros de la miseria, la vejez, la soledad, el descontrol, ósea el destierro total de la vida productiva.

 

El pánico se apodera del ser y los pensamientos se envuelven como un huracán, el cuerpo se inquieta desde adentro hacia fuera generando una parálisis incomoda. El ser se comienza a desconectar del exterior por el exceso de conexión interna y quizás algún corto circuito que provoca falta de sueño, evasión de la realidad, pensamientos auto-destructivos y por supuesto toneladas de Netflix.

 

¿Qué puedes hacer?

 

1. Respirar: es esencial poner aire nuevo en el sistema. Necesitas renovar esta circulación y para eso tienes que limpiar con aire.

 

2. Beber agua: un vaso de agua cada vez que los mounstros se hacen presentes.

 

3. Conectarte: salir del sillón y comenzar a caminar, comer bien, hablar con gente que contribuya y que no haga preguntas irrelevantes.

 

4. Pedir ayuda: ojalá profesional o una recomendación confiable que pueda ayudarte en este proceso

 

5. Ser agradecido: fijarse en lo que tienes y no en lo que no tienes

 

6. Aceptar: hay cosas que no serán, por lo que juégatela con lo que tienes y no esperes lo que no tienes (por lo menos no en este momento)

 

¿Con esto se soluciona?

 

¡No! Estas recomendaciones solo te ponen en el modo comienzo.

 

La vida no la solucionamos, la vivimos. Mientras estemos vivos nos pasaran cosas, algunas como la mierda y otras fantásticas y la gran mayoría entremedio. No tenemos garantía de nada.

 

La vida no la vivimos desde la solución, la vida es un camino que hacemos mientras podemos, ya que el día que no podamos es porque ya no estamos vivos.

 

Si es posible que luego de respirar, beber agua, conectarte, pedir ayuda, agradecer y aceptar, le des una vuelta a tu situación, entonces ya estas en el camino de la vida nuevamente.

 

La vida es simple pero delicada y muchas veces la hacemos aún más frágil.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

© 2017 by Ivonne Garrido, Personal Coach, ACC.