© 2017 by Ivonne Garrido, Personal Coach, ACC.

El Mensaje

November 15, 2018

Una mañana cualquiera, Alicia despierta con su marido en la cama como era habitual e Inesperadamente recibe un mensaje en su celular. Lo toma desde el velador , lo mira, y lo lee. El mensaje decía:

 

Ya voy en camino ¡tengo tantas ganas de verte!

En el minuto que lo leyó esto, su corazón se alteró, su cara se puso roja y el cuerpo se le inquieto. Sin notar lo que le pasaba a Alicia, su marido le pregunta: ¿de quién era el mensaje?  Y sin pensarlo ni un segundo Alicia le dice: era el banco.

 

Enseguida en su cabeza resuena: ¿y porqué le dije eso? 

 

En ese momento, el marido se levanta al baño sin advertir la revolución hormonal que estaba a su lado. Alicia se quedó toda revuelta en una emoción desconocida, que la dejo con el ser todo trastornado.

 

Tomaron desayuno y luego él salió. Ella volvió a leer el mensaje para revisar si lo había leído bien. En ese momento interpretaciones inesperadas surgieron, ahora en el cuerpo y el pensamiento: ¿por qué me esta diciendo esto? Y al mismo tiempo se respondía: es que nos hemos hecho buenos amigos y la pasamos bien juntos. Pero ¿porqué me pasa esto? No entiendo.

 

La experiencia la tenía revolucionada sin poder asociarla a algo especifico. Pensó que quizás el mensaje sí tenia la intención que ella le estaba dando desde el cuerpo, quizás él sí quería algo con ella y ahora se lo diría. Después pensaba: esto es una tontera él esta casado y no he notado ninguna señal extraña, pero ¿porqué me siento así?

 

Quería dejar de pensar pero no podía. Pensó en la relación con su marido: pero si nosotros estamos bien, yo lo quiero, yo no estoy buscando nada  ¿porqué me siento así?

 

Entro a la ducha y escucho música sin poner atención a lo que escuchaba ya que aún se sentía muy distraída con el mensaje.

 

En eso se le aparecen la imagen de él en la cabeza y comienza a imaginarse situaciones comprometedoras. Entonces se dijo: ¿qué me esta pasando? ¿porqué me siento así?

 

Salió de la ducha y decidió sentarse a leer un articulo que había dejado apartado el día anterior. El articulo se llamaba El Amor. Cuando vio el titulo pensó en porque estaba leyendo esto y comenzó a leer.

 

Era el relato de un sueño. En el sueño, la narradora se encuentra con Dios y este le dice que ella es un ser amado por muchos, aún más, ella merece ser amada por quien es y como es. En el sueño Dios menciona que todos merecemos ser amados ya que el amor esta disponible en todos nosotros.

 

En el relato la protagonista despierta con una mirada consiente del amor, ella por primera vez en la vida siente que tiene derecho a ser amada por todos los que deseen amarla.  El relato continua por caminos más espirituales, y ahí es donde Alicia se detiene.

 

Respira profundamente y se queda con la frase: todos merecemos ser amados.

 

Vuelve al mensaje y se dice a si  misma:

¡Sí! yo puedo ser amada ¿porqué no? Otros me pueden amar sin interpretación, sin explicación, simplemente por que todos podemos amar a otros.

 

En ese momento Alicia sintió un gran alivio, profundizó en el amor que estaba sintiendo y dejo que otro (en este caso quien enviaba en mensaje) tuviese ganas de verla solo porque la quería. Se impulso a sacar la interpretación del deseo y solo dejo que el amor entrara en su vida.

 

 

El amor es como un virus, le puede pasar a cualquiera en cualquier momento

Maya Angelou

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload