© 2017 by Ivonne Garrido, Personal Coach, ACC.

Mi Tesoro … El Tiempo

February 19, 2019

Estos últimos días he pensando en los grandes tesoros que tengo hoy en mi vida, y todos ellos tienen relación con los amores y pasiones que me rodean. También, veo que todos ellos están alineados con un tema común.  Todo lo que he tenido y he hecho, todo lo que me rodea y lo que me queda por abrazar, tiene relación con el tiempo.

Foto de Harli Marten

 

Hoy veo el tiempo como lo que tengo y lo quiero atesorar, sin embargo no es para guardarlo, sino más bien para

apreciarlo.

 

Hace ya algunos años atrás, mi hijo y yo tuvimos una conversación en donde me argumentaba lo apurado que estaba por lograr lo que quería, lo importante que era para él llegar a su meta en un momento determinado de su vida. Debo confesar que estaba profundamente admirada e inspirada por su determinación y pasión para llegar a su meta. Todo en él estaba alineado para sus logros ¡Fascinante verlo así de motivado! Por otro lado, no pude dejar de pensar en que pasaría si lo que él quería no pasaba, o se transformaba, o simplemente dejaba de ser importante.

 

¿Cuánto tiempo (dinero y energía - según su interpretación) habría dedicado, y qué valor le daría en el futuro?

 

Bueno, menciono lo de la conversación porque me vi en él.  Recuerdo esa motivación y determinación por los logros ¡Sólo recordarlo, me emociona!

 

Miro lo que he hecho y cuanto de lo que me había puesto como meta no se cumplió, o simplemente hoy ya no tiene la importancia que tenía en ese momento, o hasta se me olvido que era lo que perseguía con tanto apuro.

 

Miro con nostalgia, rabia, alegría y otras miles de emociones todo lo que pasó y no paso,  todo lo que hice que pasara y lo que no pude evitar (convencida en ese momento que yo podía hacer algo para que las cosas fueran diferentes… ¡Ja, ja, ja!). También pienso en todos aquellos que se embarcaron en mis ideas de transformar el mundo (obviamente hablo del mío), y los que se fueron bajando por que encontraron una transformación propia que perseguir.

 

Hoy tengo tiempo limitado, no porque este enferma o tenga nada terminal, esto lo digo porque estoy más consiente del tiempo que tengo.  Tiempo para usarlo como quiera, en lo que quiera y con quien quiera. Creo que todas las metas que tenía, ya no están, creo que ahora tengo otras, y el tiempo es central en esto.

 

Obviamente esto es parte de crecer, y esas conversaciones en las que he entrado que tienen que ver con el final de la vida … ¡Ja, ja, ja!

 

Me rio no porque me parezca divertido, si no porque me parece irónico el darme cuenta que el tiempo ha estado a mi lado siempre, y lo he usado con tan poca sabiduría, y a pesar de eso me ha ayudado en transformarme en un ser un poco sabio.

 

El tiempo pasa igual para todos, ni más rápido, ni más lento, aunque dependiendo en lo que estemos, la percepción varia, algo así como la temperatura, te dice 2 grados y después te hablan de la sensación térmica -10 grados, y esa si te hizo sentido.

 

Hoy quiero ver el tiempo, quiero estar al servicio del tiempo porque la verdad  … ¡es lo que tengo!  

 

Pensando de donde viene esta reflexión, creo que esta conmigo desde hace un rato, pero aún no la internalizaba. Me pasó en un taller (de estos donde hay que hacer cosas raras) que el instructor pregunta: ¿qué regalo eres para el mundo? Entre que no entendí lo que tenía que responder, tampoco lo que hacer, la pregunta ha estado en mi desde aquel momento, y poco a poco, el tiempo (mi gran tesoro) me ha ayudado a encontrar luces de la respuesta.

 

Todos podemos hacernos este tipo de preguntas y otras quizás más interesantes, y si ellas permanecen por un tiempo en nosotros, entonces es un signo de reflexión, búsqueda, admiración y una mirada genuina a nosotros mismos.

 

Te invito a darte tiempo, a regalarte los momentos que te permitan estar en las grandes preguntas, sin prisa, sin meta, sin final … regálate tiempo y ve que pasa.

 

Nota: a los que se preguntan que paso con mi hijo, bueno un poco de todo. Avanzó hacia donde quería, su meta se ha transformado y muchas cosas han quedado en el camino, esa que ya no tenían la importancia que les veía para su futuro camino.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload