© 2017 by Ivonne Garrido, Personal Coach, ACC.

Sumergirnos en la Pausa

June 24, 2019

En Noviembre del 2018 publiqué el ensayo titulado La Importancia de Darnos una Pausa (*),  y en él escribo: la pausa nos permite estar más consientes y disponibles a ser curiosos, y así poder conectarnos profundamente con ese momento en particular.

 

Sin embargo esta vez, escribiré desde un ángulo diferente.

 

La pausa de la que escribo hoy, sucede cuando estamos forzados a entrar en un lugar en donde vemos pocas opciones, en el cual la evaluación de los compromisos con otros y con nosotros mismo son causa de controversia personal.

 

Cuando entramos en esta pausa nos sentimos presionados y obligados. Aún más, cuando estamos en ella, nos enfrentamos con nuestros propios valores, nuestras preguntas mas profundas y, muchas veces con nuestra propia identidad.

 

¿Qué nos hace sumergirnos en la pausa? ¡Pues, la vida!

 

Los eventos que nos impactan de tal manera que la única opción es la transformación de nosotros mismos.

 

Eventos como nacimientos esperados e inesperados, la enfermedad de otros, nuestra propia enfermedad, y la muerte de seres queridos

 

Cuando estamos en esta pausa, las preguntas se nos abruman. Entramos en espacios de profunda y activa reflexión sin conclusiones, solo incertidumbre. Mientras tanto, visitamos emociones que no sabemos bien que hacer con ellas. El tiempo se detiene por el impacto, pero todo lo demás se mueve como siempre.

 

Los nacimientos son siempre una sorpresa, aunque sepamos los detalles, estos nos llena de expectativas y preguntas que no teníamos. Nos llevan a espacios de fantasía en donde la ternura y la apertura son nuestros motores por otro lado también esta la responsabilidad de las decisiones futuras. Esta pausa bienvenida o no, nos da un nuevo rol en donde un ser que aún no conocemos, entrará en nuestras vidas dándonos oportunidades y aprendizajes para atesorar.

 

En algunos casos, la enfermedad de otros es la causa de nuestro pausa. Esta situación nos da la oportunidad de evaluar nuestro propio bienestar. Mientras somos testigos de este padecimiento, revisamos nuestra propia sanidad, nuestra historia, y nuestras experiencias. Durante este camino mental, la imaginación nos lleva a la utopía de si hacemos esto o lo otro, evitaremos que estos eventos nos sucedan. Esta pausa se convierte en un dialogo interno en donde creemos que podemos cambiar, y esperamos que así sea.

 

Por otro lado, nuestra propia enfermedad nos obliga a entrar en la dependencia, la perdida de control, y en el reconocimiento de nuestra propia ignorancia. En este caso, la pausa nos muestra nuevos limites, presiones y habilidades. Esta pausa nos empuja hacia territorios inciertos que nos enseñan una nueva manera de entender la vida. Durante la pausa, indudablemente seremos transformados; nuestros cuerpos luchando contra el dolor y la falta de movilidad darán a nuestras mentes humildad y gratitud.

 

Finalmente, la muerte de seres queridos también nos sumergen en la pausa, pero desde otro ángulo; uno definitivo que no tiene vuelta atrás. Nuestros sentimientos y emociones se alteran y se vuelcan hacia el dolor, la perdida, y en algunos casos la resignación. Esta pausa nos hace sentir el tiempo espeso, borroso y finito. Sumergirnos en esta pausa es reflexionar sobre lo que podríamos haber hecho diferente, y nos preguntarnos que fue lo que no hicimos. Nos toma tiempo salir de esta pausa, y cuando salimos de ella, no somos los mismos seres que éramos cuando entramos.

 

Parte de la vida será sumergirse en la pausa. ¡Es inevitable!

 

Indagar en nuestras creencias y nuestra filosofía de vida, nos mostrará un camino para transitar la pausa; podemos escoger estar presentes, conectados con nuestros valores, nuestras grandes preguntas y con nuestra propia identidad.

 

Pausa… ¡aquí voy!

 

* https://www.ivonnegarridocoaching.com/single-post/2018/11/22/La-Importancia-de-Darnos-una-Pausa

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload