© 2017 by Ivonne Garrido, Personal Coach, ACC.

Ofrecer y Recibir … Ayuda

July 3, 2019

 Photo by Simon Migaj on Unsplash

 

Esta es la versión de John de los eventos:

 

Hubo un tiempo en que mi amigo Mark no tenía trabajo y noté como sus niveles de estrés aumentaban; en el intertanto, él se encontraba  cada vez mas aislado. Constantemente le escuchaba hablar sobre las cuentas que se le apilaban y que no veía ofertas de trabajo en el horizonte. A pesar que éramos amigos, no me sentí lo suficientemente cercano para hablar de desempleo. Un día, decidí darle un trabajo y para mi sorpresa, Mark se sintió humillado, después de una extraña discusión, la amistad se rompió. Hoy en día, cada vez que estoy a su alrededor, me siento muy inadecuado.

 

Esta es la versión de Mark de los eventos:

 

Algunos años atrás, tuve un tiempo difícil para encontrar trabajo. Fue pesado para mi familia y por un tiempo lo único de lo que hablaba era de cómo se me apilaban las cuentas impagas y que no veía ninguna posibilidad de trabajo en el horizonte. Me sentía solo y humillado de contar acerca de mis problemas. Durante ese tiempo, algunas personas me dieron un par de trabajos, pero eso no resolvían mi situación, además de no saber como hacer esos trabajos, por lo que resolví no tomarlos. Aún hoy siento la tensión cuando veo a los que me dieron esos trabajos.

 

Ofrecer ayuda no es lo mismo que darla.

Recibir ayuda no es lo mismo que pedirla.

 

Estas nociones problemáticas son parte de nuestras vidas.

 

Las versiones de Mark y John de los eventos tienen una frase en común: las cuentas se apilaban y no habían ofertas de trabajo en el horizonte; sin embargo existen diferente ángulos de mirada, y los resultados de estas interpretaciones son una amistad rota.

 

Ver a alguien en problemas y querer ayudar no significa que sabemos o entendemos la situación que él o ella están pasando. El que escucha esta inclinado a conectarlo con lo que ellos sienten, no con lo que el otro esta pasando. Consecuentemente, si se ofrece ayuda sin una clara conversación de que se necesita, entonces se corre el riesgo de ofrecer lo que pensamos que necesitaríamos nosotros en la misma situación.  

 

Estar en la posición de Mark nos puede llevar a una situación de soledad y humillación que probablemente determine su capacidad de tomar decisiones. Por otro lado, John cree que su regalo es la solución.

 

¿Cómo ofrecemos ayuda?¿Cómo pedimos ayuda?

 

No hay una manera correcta o incorrecta de hacerlo, algunas veces solo tenemos que tomar el riesgo; aunque creo que ayudar y pedir ayuda requiere transitar una línea fina de conexión humana,

 

Humildad, empatía, simpatía, credibilidad, honestidad, profundidad, generosidad,  y comprensión tienen que ser parte de la oferta y la necesidad.

 

Para encontrar un lugar de opciones en el que la oferta y la necesidad se encuentren requerirá tiempo, paciencia, claridad, apertura, flexibilidad y adaptabilidad.

 

El desafío de estas conversaciones serán premiadas con conexión y opciones que harán honor a la palabra ayuda.

 

Te impulso a encontrar esta fina línea de conexión, será una oportunidad para tu crecimiento personal y un profundo sentimiento de paz.

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload